Archivo: Autor

 
0

lunes,

mayo

13,

2019

Marketing / Social Media

Las redes sociales que combaten a Facebook

Facebook es el dominador absoluto del panorama “redes sociales” en el mundo, aunque aún le quedan algunos reductos que no ha logrado dominar. Exóticos lugares fuera de las manos del monopolizador de la comunicación digital.

El gigante gobernado con mano de hierro por el estadounidense Mark Zuckerberg es el indiscutible líder del mundo digital. Un líder solido y con preponderancia en 152 de los 167 países analizados por VINCOS. Cifras que dejan bien a las claras la potencia, inversión y durabilidad de los servicios prestados por la compañía.

Un 92% de los estados del mundo y 2271 millones de usuarios ceden al yugo de la plataforma social creada en 2004 por un joven estudiante de la Universidad de Harvard. Un crecimiento constante durante ya más de una década que, aunque ralentizado por la influencia de otras redes sociales en los últimos años, le ha permitido convertirse en una de las personas más influyentes del planeta. Un monopolio con pocos refugios para otros liderazgos.

Ni los problemas de seguridad y filtración de datos, ni la irrupción de otras redes sociales con mucha potencia de mercado en el mundo occidental han conseguido desbancar al gigante. Pero de Facebook, Zuckerberg y sus parámetros de uso ya sabemos suficiente. Hoy vamos a conocer un poco mejor a los líderes fuera de nuestro entorno próximo, las grandes redes sociales en otros mercados.

Redes sociales

QQ/Qzone

Empecemos por el gran gigante asiático, China. En esta región dominan Qzone y QQ, una pareja bien avenida. Por hacernos una idea, la primera tiene las características básicas de una red social al uso,la segunda es una aplicación de mensajería instantánea similar a Whatsapp. Son el Facebook y el Messenger del lejano oriente. Si sumamos el poder de ambas estamos hablando de más de 1300 millones de usuarios activos en 2019. Este dominio del mercado chino, en claro auge, y su influencia en el resto de Asia le hace crecer cada año.

Adentrándonos en sus funcionalidades podemos saber que ofrece multitud de servicios de pago para obtener mejoras de diseño o habilidades en juegos y que es muy popular entre los más jóvenes. Una alternativa de ocio si decidimos mudarnos a Shanghái próximamente y estamos interesados en las redes sociales.

Vkontakte

Otro de los rivales de Facebook se establece en el enorme mercado ruso y algunos de sus antiguos países satélite, como Ucrania o Bielorrusia. Se afirma que es un clon de Facebook por su estética y funcionalidades. Incluye biblioteca de música, vídeos, juegos, market y se complementa con VK Messenger.
Queda bastante claro que la idea de Facebook funciona y que intentar replicar sus características puede ser más que rentable. Los 100 millones de usuarios activos que posee así lo corroboran.

Odnoklassniki

Un pequeño reducto que lidera algunas antiguas regiones soviéticas Uzbekistán, Turkmenistán o Azerbaiyán. Pequeños en número, pero líderes de mercado en estos países.

Se puede clasificar como una mezcla a medio camino entre Twitter y Facebook, los usuarios tienen una edad superior a los 30 años y también es muy importante en Rusia, Armenia o Moldavia.

Como dato curioso podemos decir que la traducción literal significa “compañeros de clase”, un título poco adecuado visualizando el target. En esta red puedes saber quien ha visitado tu perfil, perfecta para curiosos

Estos tres ejemplos son líderes en sus países, a pesar de la alargada sombra del monstruo yankee.
¿Continuará durante muchos años su reinado? ¿Seguirán creciendo exponencialmente redes sociales como Instagram o Linkedin? En un mundo tan frágil y proclive a modas y cambios, no tenemos duda de que ser pioneros y proactivos en las mejoras les ha valido para crecer, mantenerse y dominar el mercado sin rivales.

 

Descubre aquí como elaborar tu plan de marketing, incluyendo redes sociales

LEER MÁS →

 
0

lunes,

marzo

25,

2019

Marketing / Social Media

El consumo sostenible, una nueva era ha llegado

¿Dejarías de consumir una marca debido a sus principios? ¿Es más importante el producto o el entorno y la imagen que podemos tener de él? ¿Conocemos sus procesos de venta o de fabricación? Ha llegado el momento del consumo sostenible, ha llegado la hora de cambiar el mundo con lo que consumimos.

Según La Organización de Consumidores (OCU) y NESI Global Forum (Foro de Nueva Economía e Innovación Social), el consumidor cada vez está más concienciado con respecto a la actividad de las marcas que adquiere. Este estudio ha intentado descifrar el camino que sigue la economía de mercado y las tendencias que se avecinan.

1. Datos

Un dato llamativo que arroja este estudio es que el 73% de los españoles toma decisiones de compra por razones éticas, ecológicas o sociales y más del 60% siente que estas decisiones son una herramienta muy potente para cambiar el mundo,

Esto quiere decir que 3 de cada 4 españoles valoran la imagen de marca de una compañía o producto, que tienen en cuenta la ética con la que operan en el mercado, su sostenibilidad y valor ecológico, su colaboración con causas sociales o el trabajo que hacen para proteger el medio ambiente. Es momento de abordar este camino para las marcas emergentes y es hora de reciclarse urgentemente para los grandes gigantes que aún no lo hayan hecho. Esta idea se ha convertido en un auténtico estilo de vida, un muestra de consumo sostenible.

Este informe, que se ha llamado “Otro consumo para un futuro mejor. Nuevas economías al servicio de las personas y el planeta”, también ofrece algunos datos preocupantes, y es que para desarrollar estas tendencias y que sigan creciendo en el imaginario común aún hay que saltar bastantes barreras.

  • Existe desinformación al respecto de los nuevos modelos económicos
  • No en cualquier lugar podemos encontrar estos productos sostenibles. El mercado de productos ecológicos, éticos y sostenibles todavía es pequeño, apenas llega al 5%
  • El precio de cualquiera de estos productos es considerablemente superior a cualquiera que no tenga en cuenta estas cuestiones   

2. Sectores

La alimentación es uno de los sectores más comprometidos. Más del 70% de los consumidores evitan el desperdicio alimentario y no compran productos sobreenvasados, además, más del 60% evita los alimentos procesados y hace compra de proximidad en sus mercados cercanos. Se impone lo ECO, lo natural. Es una buena estrategia de marketing abordar este tipo de cuestiones y transmitir estas ideas en los productos

La movilidad es otra de las preocupaciones de los ciudadanos, congestión y contaminación aprisionan a las grandes ciudades. Casi el 80% afirma moverse a pie en su municipio y el 64% tiene por costumbre moverse en transporte público en distancias cortas. En este sector hay mayor disparidad, pero las ideas de transporte compartido, ecológico y de fácil estacionamiento crece exponencialmente ¿Ves aquí tu nicho de mercado para emprender?

La moda es uno de los lugares preponderantes en cuanto a gasto superfluo, sin embargo, el 84% afirma reducir la compra innecesaria. Otros de los factores de interés son el origen de la prenda y lo denominado como empresas de “marca rápida”. Cada vez son más españoles los que se fijan en estas cadenas para rechazarlas y buscar la originalidad alejándose del marketing de consumo. Las eCommerce han ganado gran protagonismo en este campo

En el hogar nosotros marcamos las pautas. Cada vez estamos más concienciados con reciclar, reutilizar, y ahorrar energía. 

 

consumo sostenible

Consumo sostenible

3. ¿Dónde están las claves?

La predisposición de los consumidores es crucial para conseguir un consumo ético y sostenible. Pero la responsabilidad no es solo suya. Las administraciones y las empresas también desempeñan un papel determinante

El informe añade una serie de recomendaciones para las empresas (la parte que más útil nos resulta) para llegar a los clientes y facilitar sus nuevas necesidades, de esta manera podemos crear estrategias de marketing sostenible. Vamos a intentar resumir algunas de ellas

  • Comunicar con el “mensaje” más que con la “marca” de la nueva economía. No colocar etiquetas indescifrables a los movimientos
  • Generar alternativas con precios y disponibilidad accesibles
  • Involucrar al ciudadano y hacerle partícipe de las consecuencias de sus actos
  • Transparencia para comunicar a la sociedad su valor añadido. Debemos comunicar nuestros éxitos
  • Apoyar el paso “del producto al servicio” y de la “posesión al uso”
  • Hacer ver las consecuencias de invertir bien nuestro dinero

 

Como vemos, nos dirigimos a una economía de consumo muy distinta a la que hemos vivido en las últimas décadas. El planeta tendrá su importancia en nuestras decisiones y quien juegue con esa baza a su favor tendrá mucho terreno ganado. La era del consumo sostenible 

Descarga aquí el informe completo

LEER MÁS →